One of our representatives will happily contact you within 24 hours.
For urgent needs call us at

(646) 943-1502

Blog DMA New York


Inicio

HORMONAS IMPORTANTES EN LA REGULACION DEL APETITO



Dra. Enerolisa Paredes. Diabetologa­Nutricionista
LEPTINA‐GRELINA. HAMBRE‐SACIEDAD
EL DUO DINAMICO

La leptina y la Grelina son dos hormonas que están fuertemente ligadas al control del apetito y la grasa corporal. La leptina es una hormona que cuando se encuentra en niveles elevados, usted se siente satisfecho.

Se conoce también a la leptina como la hormona “anti‐obesidad”. La grelina es una hormona que cuando se encuentra en niveles elevados, usted siente hambre. Tiene el efecto opuesto a la leptina.

La obesidad avanza como una epidemia y los científicos se esfuerzan en conocer los mecanismos que regulan el control del apetito, la sensación de saciedad y, en definitiva, el peso de cada individuo.

Las rutas que controlan la saciedad y los procesos cerebrales que nos llevan a desear la comida está dirigida por un proceso biológico. Y la leptina tiene la clave. Casi todos los procesos que regulan el funcionamiento del organismo están dirigidos por hormonas. La leptina no es la única que participa en el control del apetito. Hasta la fecha se han identificado: la grelina, una hormona con efectos opuestos que aumenta la sensación de hambre; la melanocortina, cuya función es regular la acción de la leptina, y la obestatina. Esta última es anorexígena y disminuye el consumo de alimentos.

En 1994, Jeffrey Friedman bautizó la molécula que nos sugiere cuándo debemos comer y cuándo es momento de parar. La leptina se convertía así en protagonista de la lucha contra el sobrepeso, un problema creciente en las sociedades avanzadas que provoca numerosos problemas de salud.



Esta hormona, presente en el tejido graso, desciende cuando detecta que la cantidad de grasa acumulada es insuficiente y promueve el apetito. Cuando esos niveles vuelven a un nivel que se considera suficiente, se libera leptina y aparece la sensación de saciedad. Cuando ese sistema falla, las posibilidades de comer demasiado se incrementan.

La leptina y la grelina son dos hormonas que se han reconocido tener una influencia importante en el balance energético. La leptina es un mediador de la regulación a largo plazo del balance energético, la supresión de la ingesta de alimentos y lo que induciría una pérdida de peso. Grelina por el contrario es una hormona de acción rápida, aparentemente jugando un papel en la iniciación de las comidas. Dado que un número creciente de personas que sufren de obesidad, la comprensión de los mecanismos por los que varias hormonas y neurotransmisores que influyen en el equilibrio de la energía ha sido un tema de intensa investigación.

En individuos obesos los niveles circulantes de la hormona leptina anorexígenos se incrementa, mientras que sorprendentemente, el nivel de la hormona grelina la orexigénicos disminuye. Ahora se ha establecido que los pacientes obesos son resistentes a la leptina. Sin embargo, la manera en que tanto la leptina y grelina sistemas de contribuir al desarrollo o mantenimiento de la obesidad no es tan claro aún.



“Si preguntas por la calle cuál es el motivo de que una persona esté obesa, la mayoría de la gente te responderá que es porque come demasiado, y tienen razón. Pero la pregunta importante es: ¿por qué come demasiado?”.

La verdad es que la pérdida de peso no es simplemente un factor de dieta y fuerza de voluntad, también es un factor de equilibrio hormonal en tu cuerpo. La leptina, grelina e insulina son las hormonas que regulan la quema de grasa, el hambre y la pérdida de peso. Si tú quieres perder peso, será necesario garantizar que estas hormonas estén equilibradas.

Cómo afecta la leptina a tu peso?
En un estudio sobre el metabolismo, científicos encontraron que los individuos más obesos son resistentes a la leptina. Restaurar la sensibilidad de la leptina podría, por lo tanto, ayudar a normalizar los niveles saludables de energía, a regular la función hormonal ayudar a mejorar el metabolismo Los niveles de energía, el metabolismo y los niveles hormonales son factores cruciales para vencer la obesidad. Pero ¿qué es la leptina y cómo funciona realmente?

Leptina, el interruptor de la pérdida de peso
Sin entrar en mayores detalles médicos, la grelina, leptina e insulina funcionan como los interruptores de un termostato. Por ejemplo, en un calentador, el termostato monitorea el nivel de calor en la habitación. Cuando la habitación está demasiado fría el termostato enciende el calentador. Cuando el nivel de temperatura sube demasiado alto, el termostato apaga el calentador y esto permite que la temperatura baje otra vez. Los niveles de leptina funcionan de la misma manera.

» Cuando los niveles de esta hormona del hambre aumentan, esta le dice a tu cerebro que comience a quemar grasa y deje de almacenarla. El cerebro actúa como el termostato, apaga el almacenamiento de grasa y enciende la quema de grasa.
» Cuando los niveles bajan demasiado, como la temperatura en el calentador, el cerebro enciende el almacenaje de grasa otra vez. En una persona sana, los niveles de leptina determinan cuánta hambre tienes y cuánta grasa deberá almacenar tu cuerpo. El sistema de la leptina es un sistema que evolucionó para mantener nuestra hambre y grasa de una manera equilibrada.

El desajuste del termostato biológico que media entre el apetito y la saciedad está detrás de la obesidad. Es un sofisticado mecanismo que conecta el cerebro con el aparato digestivo y la grasa corporal y en el que influye el equilibrio de un conjunto de hormonas, como la leptina.