One of our representatives will happily contact you within 24 hours.
For urgent needs call us at

(646) 943-1502

Blog DMA New York


Inicio

La Salud Mental y La Actividad Fisica De La mano Por El Bienestar


Por Miguel R. Hernández M.D. ABPN

Los pacientes con frecuencia preguntan porque se les recomienda en las consultas psiquiátricas que además de comer saludable deben hacer ejercicios de manera regular, sobretodo ejercicios aeróbicos. Les inquietan factores tales como su tiempo limitado, sus bajos ingresos para pagar un gimnasio, dolor crónico o sus condiciones médicas, entre otras. Los individuos con condiciones mentales serias tienen mayor riesgo de enfermedades físicas, síndrome metabólico, diabetes y condiciones cardiovasculares. Aunque el factor genético juega un rol en estos desordenes, el estilo de vida y factores ambientales tales como fumar, obesidad, dieta inapropiada y poca actividad física, también juegan un papel preponderante y prominente. (BMC Psychiatry. 2014 Apr 21).

Consideramos de suma importancia, para nuestros lectores, que hablemos de actividad física y salud mental, ambas de la mano por su bienestar.

A medida que los individuos mejoran su condición general de salud, disminuyen el riesgo de enfermedades mentales. Se ha demostrado que los ejercicios aeróbicos podrían disminuir los síntomas de la depresión y la ansiedad. Los ejercicios son beneficiosos para estas enfermedades ya que mejoran los niveles de energía, concentración y sueno, factores importantes para el bienestar mental ( NAMI.org)

Además, existen evidencias de que el ejercicio protege contra el desarrollo de la depresión. ( aseo.org).
Ustedes se preguntaran, cómo puede el ejercicio ayudar en las enfermedades mentales?. Más allá de la teoría monoaminérgica, de acuerdo a la asociación Americana de Psicología, estudios en animales desde 1980 han demostrado que los ejercicios aumentan la concentración de norepinefrina en regiones del cerebro relacionadas a la respuesta del stress. Para muchos expertos no se trata solamente de aumentar los niveles de norepinefrina, la cual en gran parte es producida en una zona del cerebro llamada locus ceruleus, sino de un complejo mecanismo biológico en el cual el ejercicio le da la oportunidad al cuerpo de lidiar con el stress, induciendo los sistemas fisiológicos de respuesta del stress a comunicarse entre ellos. Esto incluyen una comunicación más armoniosa del sistema cardiovascular, muscular, renal e inmunológico, teniendo como testigo dos protagonistas, el sistema nervioso central y el simpático, los cuales a su vez perfeccionan su lenguaje fisiológico para mejorar respuestas futuras ante el stress.

La guía de actividad física para americanos del departamento de salud y servicios humanos de USA recomienda que los niños de 6 A 17 años de edad realicen 60 minutos o más de actividades físicas al día. Se recomienda ejercicios aeróbicos moderados o de intensidad física vigorosa. Además, deben realizar ejercicios de estiramiento de huesos y músculos al menos dos veces a la semana.
Para los adultos se recomienda aeróbicos 150 minutos ( 2 horas y media) cada semana de intensidad física moderada, al igual que ejercicios de estiramientos dos veces a la semana como push ups, levantamiento de pesas etc.

Muchas personas se intimidan ante el precio de los gimnasios. Sin embargo, no es necesario la membresía de un gimnasio para salir a caminar, correr o montar bicicleta. Tomar las escaleras en vez del elevador o parquearse algo retirado para caminar a su destino, no cuesta nada y aumentan su actividad física de manera beneficiosa.

Los pacientes con enfermedades psiquiátricas como la esquizofrenia y la enfermedad bipolar, quienes son generalmente tratados con antipsicóticos o estabilizadores del estado del ánimo, son más vulnerables a la obesidad y síndrome metabólicos.

Parece necesario y beneficio que en las unidades psiquiátricas se integren como rutinas terapéuticas para los casos sin contraindicaciones; ejercicios aeróbicos vigorosos y de estiramiento. A veces los riesgos legales y médico-psiquiátricos limitan este abordaje terapéutico durante la hospitalización.

Por último, a medida que se realizan más estudios se cree que el ejercicio podría ser tan beneficioso como los antidepresivos en algunos casos de depresión. No obstante, creemos que los ejercicios deben ser una herramienta preventiva y coadyuvante, tanto para preservar la salud mental, como para mejorar las condiciones mentales preexistentes. Sustituir los ejercicios por los tratamientos psiquiátricos disponibles sin supervisión médica, podría resultar en la mayoría de los casos en un deterioro de la salud mental, lo cual prolongaría el sufrimiento de los afectos, y aumentaría significativamente el riesgo de complicaciones psiquiátricas.



Miguel R. Hernández M.D. ABPN
Psiquiatra certificado por la Asociación Americana de Psiquiatria y Neurologia
Past Chairman of the Dominican Medical Association NY (2015-17)
Global Psychiatric Services (GPS) PC
286 Fort Washington ave Suite IB, New York NY 10032,
T: 212-927-0300, 347-390-8777 F: 347-230-8844